La Internet a la que se Conectan Muchas Cosas Distintas, Supone el fin de las Estrategias Del Modelo de red 'Uno Para Todos' Featured

GElink Connected Bulb integrated with Wink

La Internet de las cosas (Idlc) está revolucionando paulatinamente un gran número de procesos de producción y del trabajo de hoy en día, del mismo modo que hace 20 años las tecnologías de la información transformaron todos los procesos conocidos, lo cual llevó a que éstos tuvieran que adaptarse a la utilización de computadores y a todo lo relacionado con el mundo digital.

Es cierto que la Idlc supondrá estar rodeados por un mayor número de conexiones. Según Juniper Research, en su último informe de investigación The Internet of Things: Consumer, Industrial & Public Services 2015-2020, el número de dispositivos conectados a Internet llegará a alcanzar la cifra de 13 400 millones este año, y seguirá aumentando rápidamente hasta llegar a los 38 500 millones en 2020, que es, por cierto, el año previsto para el lanzamiento de 5G, el sucesor de 4G, cuyo despliegue comercial lo realizan las operadoras de telecomunicaciones.

Termostato conectado de Honeywell

5G se está promocionando como la última tecnología, al menos por ahora, dadas las limitaciones de 4G LTE y 4G LTE-A, a pesar de las altas velocidades de transmisión que proporcionan en todo el mundo. 4G LTE y 4G LTE-A y otras variantes como LTE-T y LTE-M son geniales, y prometen experiencias con móviles que nunca hemos experimentado antes, y las aplicaciones enriquecidas, como son los juegos de móviles, la realidad aumentada y la transmisión de vídeo de alta definición utilizan la conectividad con ancho de banda fijo y ultrarrápido, como es el caso de los computadores de casa y consolas de juegos, lo cual ha hecho que una gran parte de la población haya tenido una mala experiencia con los dispositivos móviles, cuyas redes no disponen aún de estas tecnologías. Por esta razón, la generación 5G y los beneficios que promete, incluyendo su popular línea de promoción '1 000 veces más rápido que 4G', está previsto que cierre esta brecha y satisfaga las expectativas de los actuales suscriptores hambrientos de experiencias.

Pero lo que alimentará de forma importante a la generación 5G es la Idlc. Si se van a conectar a la red 38 500 millones de objetos, seguramente se producirá una fuerte competencia entre ellos para conseguir conectarse, como puede ser por ejemplo el caso de una cámara de monitorización que envía continuamente imágenes de un kiosco ATM, y que tiene que competir con dispositivos de usuario, como un teléfono inteligente que presenta en su pantalla la transmisión de un clip de vídeo de 10 minutos de duración. Los datos enviados y recibidos por miles de millones de objetos Idlc competirán con los datos enviados y recibidos por los dispositivos de usuario por el ancho de banda, la velocidad y la calidad, y los operadores que estarán saturados, se esforzarán por conseguir los medios para aumentar la capacidad de sus redes con diversas técnicas innovadoras, como C-RAN, MIMO masiva, full dúplex y el acceso múltiple no ortogonal.

Si 5G, cuando esté disponible, puede proporcionar el ancho de banda necesario para soportar ambos flujos, entonces, es posible que mientras tanto se puedan implementar tecnologías de transición, a condición de que no haya que realizar grandes desembolsos en infraestructura durante ese periodo. Ese habría sido el caso si el ancho de banda fuera la única preocupación para los despliegues de la Idlc, pero no lo es.

Los despliegues de la Idlc tienen que tener en consideración otros factores, a saber, el tipo del nodo final / sensor, la funcionalidad del dispositivo, la cantidad y el tipo de datos enviados / recibidos, la frecuencia de la comunicación, el consumo de energía, la facilidad de acceso al nodo, etc. Una pequeña cámara doméstica, por ejemplo, para conectarse en casa a la puerta de enlace de banda ancha, necesita utilizar Zigbee o Z-Wave. Una cámara situada en una granja de por ejemplo 1 kilómetro cuadrado, requiere, sin embargo, una conectividad de largo alcance y depende de una comunicación en ambos sentidos, necesaria para crear el 'disparador' que inicie la transmisión de información. Al mismo tiempo, una cámara situada en un semáforo necesita transmitir imágenes de forma continua, y por lo tanto, requiere disponer de un ancho de banda mucho mayor, pero, sin embargo, es capaz de operar con una comunicación en un solo sentido.

Las diferencias en cuanto a la configuración de los dispositivos finales de la Idlc, en cómo operan y las funcionalidades que ofrecen, determinan el tipo de conectividad que funciona mejor para una aplicación determinada, lo que obliga a los operadores a cambiar la funcionalidad de sus redes. La voz, la mensajería y los datos se transportaban mediante paquetes. Cuando se introdujo 3G, la voz, la mensajería y los datos migraron a la nueva red. Con 4G, los datos fueron los primeros, y la voz a través de conmutación de circuitos se está sustituyendo ahora, aunque lentamente, por VoLTE y ViLTE (y sobre todo, los están sustituyendo aplicaciones de transmisión libre (OTT) pero eso no viene al caso).

Los operadores de red pueden resignarse a seguir una estrategia similar para la Idlc, pero en este segmento, no habrá una solución de red del tipo 'talla única'; sino que requerirá un enfoque de 'la tecnología según la aplicación'. Cada aplicación dependerá por un lado de la lista de factores mencionados anteriormente, y por el otro del servicio en general que la Idlc proporciona.

Esto se debe al hecho de que la Idlc no trata sólo de la vinculación de todo a la Internet, se trata de la creación de valor a través de la conectividad. Un servicio de la Idlc, por lo tanto, tiene que cubrir todos los procesos de extremo a extremo, desde el envío y recepción de información basada en reglas preestablecidas, al almacenamiento de todos los datos, la alimentación de esa información en las aplicaciones que residen en los servidores de los clientes o de la nube, el procesamiento y su análisis, y por último, poner en manos de los usuarios finales 'salidas' que se puedan procesar.


Pantalla de inicio en una tableta de AT&T Digital Life

Un proveedor de servicios de la Idlc, por ejemplo, un proveedor de servicios de comunicaciones (PSC), ofrecerá la conexión de un servicio residencial como un paquete completo, y lo que determinará la forma en que cada aparato electrodoméstico está conectado será la tecnología de la red doméstica (los ejemplos incluyen Z-Wave, Zigbee, Bluetooth y Wi-Fi) desplegada por el PSC y la opción de la conectividad que proporcionen los fabricantes de electrodomésticos. Los usuarios finales se suscriben a servicios de conectividad en casa como un paquete, junto con las aplicaciones de análisis y de usuario final, y en tales casos, la decisión sobre qué red debe ser capaz de alimentar el servicio depende del ecosistema de aparatos y socios tecnológicos del PSC.


Smart Security con Z-Wave

A Z-Wave o Zigbee por ejemplo, los han elegido un gran número de proveedores de aparatos ya conectados, por ejemplo, ADT y Honeywell para impulsar la introducción de sus productos, y también empresas hoteleras, de cruceros, de servicios de alquiler de vacaciones y entornos industriales similares.

Sin embargo las carteras de la Idlc para los operadores de redes móviles varían mucho de lo anterior. Los operadores de redes móviles impulsarán los servicios de la Idlc para contadores inteligentes, ciudades inteligentes, telemática, máquinas expendedoras, incluso para granjas, y cada uno de estos mercados verticales tienen su propia familia de nodos finales conectados a Internet (rastreadores, cámaras, alarmas, termostatos, alumbrado público, monitores de tráfico, etc.) dispersos en grandes superficies.

En estos casos, los operadores de redes móviles se interesan por tecnologías como Sigfox o LoRaWAN. Sigfox y LoRaWAN son tecnologías clave en el segmento de área amplia de baja potencia (LPWA), es decir, las redes que operan en el espectro de sub-GHz sin licencia, las cuales permiten la transmisión sobre distancias más largas y consumen una energía mínima, por lo que son muy adecuadas para la transmisión continua de pequeños volúmenes de datos durante largos períodos de tiempo. En el caso de ambas tecnologías, una sola batería del tipo AA puede alimentar a un nodo final durante 10 años, lo que permite su despliegue en las grandes ciudades, en centrales eléctricas, presas hidroeléctricas, puertos, aldeas remotas, incluso para parques naturales.

Con nuevos jugadores en el mercado LPWA, como Weightless-N y Prorep que han sido los últimos en incorporarse, los proveedores de servicios y operadores de redes móviles de la Idlc tienen un mayor número de opciones para potenciar sus servicios.

En lo que se refiere a LTE, Sequans, un proveedor de chips con sede en Francia, está trabajando en capacitar a los sistemas de redes móviles de LTE en las categorías 0 y 1, y posteriormente de LTE-M, para el mercado de la Idlc. Según esta empresa, la transición de 2G a LTE por parte de los operadores, como en el caso de los operadores de Estados Unidos, considerarán estas opciones para trasladar su tráfico a la Idlc. Se espera, sin embargo, que estas variantes de LTE para la Idlc, empiecen a estar disponibles a partir del año próximo, y mientras tanto, Sigfox está reforzando su expansión por Europa y Estados Unidos (empezando por la Costa Este), mientras LoRA ya está considerando algún tipo de adopción temprana con Senet, un operador de red especializado en las comunicaciones entre máquinas, para aprovechar su tecnología.

Artículo original  - 'The Internet-of-Many-Types-of-Things Spells the End of ‘One-For-All’ Network Strategies' by Tara Neal, Executive Editor, The Fast Mode

Traducido por, Francisco Martínez - LinkedIn

Executive Editor of The Fast Mode | 5G | IoT/M2M | Telecom Strategy | Mobile Data Innovations 

Tara Neal covers stories on strategies and initiatives in the Digital Telco space, and anchors the 5G and IoT/M2M verticals on the publication. Tara holds a First Class Honours in BSc Accounting and Finance from The London School of Economics, UK and is a CFA charterholder from the CFA Institute, United States. Tara has over 20 years experience in technology and business strategy.

Follow her on Twitter @taraneal11, LinkedIn @taraneal11, Facebook or email her at tara.neal@thefastmode.com.

NEXT POST

La Desaparición de las Tarifas de Itinerancia, un Avance Importante para todos, pero ¿qué ocurre con los Operadores?

Latest Videos

THE EDITOR'S DESK

UPCOMING EVENTS

Artelligence 2019

Network Virtualization and SDN Asia

Network Virtualization & SDN Americas

Mobile 360 Digital Societies 2019

TADSummit 2019

MWC Los Angeles 2019

The Digitrans Forum 2019

 

ON TWITTER

ON FACEBOOK